Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar tu visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies Más información Aceptar

Nutrición

01-02-2018

La alimentación del perro mayor

La alimentación del perro mayor

Al igual que nosotros, nuestros perros con la edad van sufriendo cambios que debemos de tener en cuenta para poder ofrecerles una mejor calidad de vida y disfrutar de ellos al máximo.


Un perro senior se considera, en general, a aquel que tiene más de 8 años. Siendo los perros grandes y gigantes más precoces en su proceso de envejecimiento (de manera que a partir de los 5 años ya pueden tener necesidades de un senior); y los más pequeños, más lentos (pudiendo considerarse perros ancianos a partir de los 10 años).
Esta regla, según la raza y el tamaño, no siempre es exacta, ya que factores como la genética, la nutrición y el entorno, son determinantes a la hora de acelerar o retrasar el proceso de envejecimiento.
Ya que la comida de tu perro mayor juega un papel clave, aquí van nuestros consejos para ayudarte a alimentarlo mejor:
 
  1. Busca recetas específicas para su edad y necesidades: Los perros ancianos pueden no ser tan eficaces obteniendo nutrientes de un alimento y hay que ayudarlos a aprovechar bien lo que comen y no sobrecargar sus riñones ni su hígado.
 
Recuerda la necesidad de ofrecer alimentos equilibrados, que aporten los nutrientes esenciales y los no esenciales en cantidades suficientes para su organismo (en nuestras recetas contemplamos los nutrientes no esenciales porque, en situaciones óptimas, podemos fabricarlos en nuestro propio cuerpo; pero estos perros son menos capaces de ello y es clave ayudarlos en el proceso). 
 
  1. Fomenta el hábito de bebida: El agua es esencial en todas las etapas; pero ahora, más que nunca, hay que animarlos a beber. Prueba con fuentes con motor, con una buena alimentación húmeda y con cubitos de hielo o con agua más fría en verano. Recuerda que el agua ha de ser fresca cada día y, a ser posible, mejor en un recipiente de metal o cerámico (no plástico). 
 
  1. Busca alimentos que cuiden la calidad y la cantidad de proteína: Los perros mayores pueden perder proteínas propias a través de su orina. Asimismo, su capacidad para aprovechar los nutrientes está disminuida, por ello es de suma importancia ofrecer recetas que contengan suficientes niveles de proteína, pero sobre todo, que esta proteína sea fácilmente digerida, incorporada y disponible en donde se necesita (si te interesa profundizar en la importancia de la proteína, te aconsejamos que leas sobre el valor biológico, la digestibilidad y la biodisponibilidad).
Una buena manera de saber si tu perro anciano está comiendo correctamente (y que está nutrido) es comprobar su condición corporal  así como palpar su musculatura. Si crees que ha perdido masa muscular, consulta a tu veterinario.
 
  1. Busca alimentos que controlen la calidad y cantidad de las grasas: La grasa es un nutriente esencial en toda las etapas de la vida, siendo las grasas insaturadas de especial importancia en animales mayores, ya que protegen su cerebro del deterioro asociado a la edad (a diferencia de las grasas saturadas, las cuales afectan negativamente a la memoria tal y como publicó la revista Neurobiology of Aging.  
Pero no debemos olvidar que según envejecen nuestros perros, su metabolismo disminuye, por lo que no necesitan tantas calorías como antes. Para evitar problemas de obesidad y sobrepeso  y sus nefastas consecuencias para la salud, es clave ofrecerles alimentos con bajo porcentaje de grasa pero que contengan fuentes de grasa de gran calidad, que aporten todos los ácidos grasos esenciales en proporciones adecuadas y que cuiden la temperatura a la que se incorporan estos ingredientes sensibles al calor para evitar su deterioro.
 
  1. Ten en mente estas preguntas: ¿Tiene sobrepeso? ¿Alguna patología? ¿Le cuesta moverse o saltar? ¿Falta de apetito? ¿Ha perdido masa muscular? ¿El pelo no le brilla? ¿Le sangra la boca, le huele o se le ha caído algún diente? Si es así, consulta con un especialista en nutrición para valorar la mejor dieta. 
 
Es frecuente encontrar perros mayores sin dientes que sólo pueden tomar comida blanda. En estos casos, es importante no caer en la tentación de adquirir recetas húmedas baratas ya que corremos el riesgo de entrar en desequilibrios y carencias nutricionales. Infórmate de las recetas para perros senior y asegúrate que son alimentos completos (nosotros siempre que nos encontramos con un perro sin dientes, recurrimos a Mhims porque es como ofrecer comida casera blanda pero con la seguridad de darles una dieta equilibrada y completa).
 
 
  1. ¿Tienes un perro anciano que no come nada?, prueba a motivarlo:
  • Con juguetes interactivos para conseguir la comida.
  • Con alimentos equilibrados muy palatables (mira nuestras recetas semi secas y húmedas para coger ideas).
  • Añadiendo caldo de pollo o de pato casero al alimento.
  • Repartiendo la cantidad diaria recomendada en más tomas a lo largo del día. 
  • Si su falta de apetito se prolonga, es recomendable hacer una visita al veterinario para descartar un problema de salud (como problemas bucales, una enfermedad renal o cáncer).
 
  1. Ofréceles recetas y alimentos que contengan ingredientes funcionales que les ayuden contra los problemas articulares, la pérdida de visión, el síndrome de disfunción cognitiva o SDC  (parecido a la demencia senil y al Alzheimer pero en animales) y mejoren sus defensas.
 
Algunos superalimentos que te recomendamos son la cúrcuma y el omega 3 :  DHA,  cuyos efectos beneficiosos para los animales mayores ya han quedado demostrados en la revisión sobre los efectos de la dieta en el déficit cognitivo realizada por Jessica E. Beilharz y colaboradores.
Otros ingredientes que no debes de olvidar son los probióticos, ya que entre muchas otras cosas, ayudan a mejorar su sistema inmune, a mantener una óptima condición corporal y a equilibrar su estado de ánimo. Así como las verduras de colores verde y naranja, que parecen estar asociadas a una menor incidencia de ciertos tumores urinarios, además de ofrecer una buena fuente de fibra, esencial en la vejez.
 
Si deseas estar preparado para los posibles cambios que le puedan ocurrir a tu perro en estos años y conocer algunos consejos referentes a su cuidado, mira lo que hemos recopilado para ti
 

dingo natura Área Cliente