Nutrición

21-03-2018

Ácidos grasos Omega 3 y Omega 6

Los ácidos grasos omega 3 y omega 6 son grasas poliinsaturadas esenciales, por lo que nuestros perros y gatos han de tomarlos en la dieta diariamente (ya que su cuerpo no puede elaborarlos).

Se llaman poliinsaturadas porque poseen más de un enlace doble entre sus átomos de carbono, lo que las diferencia de las monoinsaturadas con solo un enlace doble, y de las saturadas, con ningún enlace doble. 

A modo de resumen, y para que te hagas una idea de la importancia de estos ácidos grasos esenciales, resaltaremos algunas de sus funciones clave en el organismo de nuestras mascotas: 

  • Omega 6 (como el linoleico, araquidónico, gamma linolénico y DGLA):
Son necesarios para un adecuado crecimiento y en la reproducción. También para la piel.

  • Omega 3 (como el alpha linolénico, EPA y DHA):
Son necesarios en caso de alergias, artritis, enteritis y otros procesos inflamatorios, participan en el buen desarrollo cerebral, en una correcta reproducción, en la salud del corazón y los ojos, la piel, etc.

La buena prensa que han recibido los omega 3 en los últimos años se ha debido a que su consumo era insuficiente (a diferencia de los omega 6 que estaban en exceso), por lo que los especialistas en nutrición y los medios empezaron a hacer hincapié en ellos para que las personas y sus mascotas los incluyeran en mayor medida en su alimentación.

Una buena proporción de estos nutrientes esenciales sería en un ratio de entre 5:1 a 2:1 (5:1 significa que se toman 5 veces más de omega 6 que de omega 3). Esto sería suficiente para equilibrar sus efectos y cubrir las necesidades diarias de nuestros perros y gatos.

En Dingonatura trabajamos respetando esta proporción y aportamos los omega esenciales en cantidades suficientes, de forma biodisponible y en el momento justo para que no se alteren con el calor. Partimos de aceites vegetales y grasas animales procedentes de proveedores que no emplean tratamientos térmicos severos en su obtención (para evitar la generación de sustancias precancerígenas) ni aceites refinados de baja calidad. Incluimos en nuestras recetas como fuente natural de omega 3: el aceite de lino, el krill y el aceite de salmón de Noruega; y de omega 6: el aceite de borraja, la grasa de pollo y la de pato.
 
Es importante recordar que ningún nutriente en exceso, por muy esencial que sea, es beneficioso para el organismo, de ahí la conocida frase "es peor el remedio que la enfermedad". Poniendo de ejemplo los omega 3, se sabe que el consumo excesivo de éstos puede llegar a disminuir la capacidad inmune del organismo, haciéndonos más susceptibles a las enfermedades infecciosas como refleja el estudio  realizado por Jenifer I. Fenton y colaboradores; o puede generar sustancias indeseables en nuestro cuerpo (fenómeno que se agrava si no se ingiere suficiente vitamina E que "proteja" esos ácidos grasos de la oxidación). Este hecho deja patente la importancia de mezclar todos los ingredientes del alimento con conocimiento, para encontrar el equilibrio perfecto entre sus nutrientes (ni un exceso ni un defecto de éstos) y alimentar en su justa medida a nuestras mascotas.

 En Dingonatura insistimos en la gravedad de sobrealimentar y suplementar innecesariamente a nuestros amigos peludos porque no por darles más, se consiguen mejores resultados (muchas veces todo lo contrario). Si buscas consejo al respecto, no dudes en consultarnos.

dingo natura Área Cliente