Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el tráfico en nuestra web mediante la obtención de los datos necesarios para estudiar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso, en todo caso su consentimiento puede ser retirado en cualquier momento aquí. Puede obtener más información en la Política de cookies. Más información Aceptar

Salud

26-04-2018

¿Qué hacer en caso de heridas?

¿Qué hacer en caso de heridas?

La llegada del buen tiempo anima a pasar más horas en el exterior, de paseo o excursión por el campo, explorando nuevos territorios o de juegos en el parque.


Estas actividades enriquecen la vida de nuestras mascotas y les permite desarrollar un correcto comportamiento, pero pueden suponer un mayor riesgo de heridas, ya sea por roces, accidentes o por mordiscos con otros animales.

Es por ello que nos gustaría ofrecerte una serie de consejos en caso de que pasen:

  • Cada noche, aprovecha un momento de tranquilidad y mimos para revisar la piel de tu amigo peludo en busca de algo que no se vea a simple vista (sin olvidarte de las orejas, un escondite frecuente para las espigas), ya que las  heridas infectadas en perros pueden ser difíciles de encontrar. 
  • En caso de encontrar una herida profunda o superficial, es muy importante descartar que se trate de un mordisco. A veces, heridas muy pequeñas por mordisco, ocultan debajo de la piel lesiones graves que fácilmente se infectan y profundizan, pudiendo en pocos días suponer un problema muy grave. 
  • Si sospechas de una herida grave o de mordedura (en este segundo caso, da igual el tamaño, pues se suelen infectar y dar bastantes problemas), es necesaria la supervisión de tu veterinario, ya que solo un profesional conoce la magnitud de este tipo de lesiones. 
  • Para curar una herida de nuestras mascotas debemos:

     

    1. Limpiarnos las manos antes de tocar la zona. 
    2. Limpiar la herida con agua tibia y jabón (mejor con gasas estériles en vez de algodón para evitar dejar hebras adheridas al tejido). 
    3. A continuación, limpiar con alguna solución antiséptica en una gasa (tipo clorhexidina o povidona yodada, como el Betadine) SIEMPRE DILUIDA para no irritar la zona.
    4. Tras la desinfección, aplica alguna pomada o crema que ayude en el proceso de curación, específica para animales (ya que algunas sustancias usadas en humanos pueden ser tóxicas para ellos). A nosotros nos gusta recomendar Skin Care porque está hecho a base de sustancias naturales que ayudan a curar heridas en piel y almohadillas, sin lastimar a nuestros amigos en caso de ingestión. 

    Si puedes tener a alguien que te ayude a sujetar la cabeza de tu mascota mejor que mejor, porque la limpieza y desinfección de heridas puede generarles miedo o dolor y sin ánimo de hacernos daño, pueden intentar mordernos para defenderse. Otra opción es emplear un bozal, si están acostumbrados a ello, o seguir algún tutorial donde explican cómo improvisar un bozal provisional con un cordel.

    Y, por último, recuerda vigilar la herida diariamente, para valorar la necesidad de futuras curas y ver cómo evoluciona. Si observas que la zona está inflamada o roja, hay pus o alguna secreción en la cicatriz, el animal se lame con frecuencia o no mejora en un par de días, es importante que lo lleves a su veterinario para una correcta valoración porque muy probablemente se haya infectado.

dingo natura Área Cliente