Nutrición

03-08-2020

El estrés, la ansiedad o los miedos que sufren nuestros perros pueden beneficiarse de una suplementación natural

El estrés, la ansiedad o los miedos que sufren nuestros perros pueden beneficiarse de una suplementación natural


Los cambios de residencia, las separaciones (de nosotros o de otros compañeros del grupo), los viajes, nuevos integrantes en la familia o la pérdida de seres queridos, el miedo a ciertos ruidos (como petardos, truenos, aspiradoras…) o a extraños que vengan a casa…todas éstas son causas que pueden afectar a nuestros perros y hacer que se muestren miedosos, violentos, deprimidos o asustadizos.

Esos estímulos e impactos desencadenan en ellos una serie de cambios químicos que suponen la disminución de los niveles de ciertos neurotransmisores (GABA y serotonina) que tienen como misión generar un estado de tranquilidad y paz en nuestro perro. Al disminuirse esos niveles, el animal entra en un estado de ansiedad que, si se repite, derivará en un estrés crónico (con importantes consecuencias negativas para su bienestar y su salud).

Pero además de asociarse a problemas de salud, la ansiedad en nuestros perros se traduce en trastornos de la conducta que, a su vez, dificultan la convivencia con el resto de los individuos del grupo (generando una insatisfacción y estrés al propietario al ver a un ser querido, como su perro, desarrollar comportamientos inadecuados y contraproducentes para su salud mental, emocional y física).

Los perros “sanos” emocional y mentalmente han de tener una actitud curiosa (mostrando un mayor o menor grado de prudencia ante nuevos estímulos), predisposición al juego y a la exploración, confiados y cariñosos con sus compañeros humanos más cercanos y amistosos con los desconocidos.

Para favorecer una conducta adecuada es imprescindible una socialización temprana, así como una exposición a diferentes tipos de estímulos antes de los 3 meses de edad (que deberá prolongarse todo el primer año de vida). Pero todo ello se debe hacer sin sobreexponer al cachorro ni forzarlo, si no lo desea, permitiendo descansos y vías de “escape” para que pueda bajar la intensidad que pueda estar sintiendo ante algo novedoso y desconocido.

En contraposición a un perro “feliz”, podemos encontrarnos con perros miedosos y asustadizos, agresivos, poco motivados y “tristes”. Además de agresividad, miedo y apatía, nuestro perro puede mostrar cambios de personalidad, confusión y desorientación (frecuente en perros de edad avanzada), depresión e incluso trastornos obsesivos compulsivos (como perseguir su cola o lamerse en exceso). Todas esas conductas no sólo tienen consecuencias directas sobre la salud emocional (y física) del perro y del propietario, sino también consecuencias indirectas (como la mayor tasa de abandono en perros de razas de perros potencialmente peligrosos, cuyos dueños no han sabido gestionar el problema adecuadamente). Así mismo, los estados de pánico y miedo extremo pueden llevar al asustadizo animal a autolesionarse seriamente (o atacar a otros).

Es conveniente que dediquemos tiempo y atención a este tipo de problemas, ya que suelen hacerse más complejos e intensos si se intentan ignorar, por lo que un abordaje temprano nos ayudará a todos.

La terapia conductual es clave en este tipo de situaciones y consultar a un profesional, que sea especialista en la materia, es primordial para poder realizar una serie de cambios y ejercicios con nuestro perro de una manera no traumática y eficaz. Pero en ocasiones no es suficiente este tipo de acciones y para ayudar a nuestro perro deberemos recurrir a fármacos que permitan a nuestro amigo peludo sentirse mejor (siempre pautado por nuestr@ veterinari@).

Desde Dingonatura recomendamos un enfoque multimodal (empleando diferentes estrategias terapéuticas) de los problemas de comportamiento, ya que creemos que es la manera más eficaz de conseguir los mejores resultados. Por ello, apoyarse en la suplementación natural es algo que debemos tener en mente. Para trastornos del comportamiento o situaciones que generen estrés y miedo a nuestros perros, nos gusta recomendar Dr. Dingo Relax, un producto a base de poderosos principios activos naturales que nos ayudan a incrementar los niveles de aquellos neurotransmisores que son básicos para conseguir un estado de bienestar prolongado.

¿Y cuáles son esos ingredientes funcionales que contribuyen al estado de calma y felicidad?:


  • Té verde: En concreto la L-Teanina, obtenida de la planta Camellia sinensis al someter a sus hojas a vapor para evitar su oxidación, tiene propiedades calmantes, neuroprotectoras y reguladoras de la tensión. Se utiliza por su efecto ansiolítico.
  • Griffonia: Arbusto originario de África y fuente rica en triptófano (5-HTP), precursor de la serotonina, por lo que es útil frente a la ansiedad y la depresión.
  • Melissa: También conocida como hierba limonera o lemon balm, es una planta originaria del mediterráneo oriental y Asia, rica en ácido rosmarínico. Con propiedades antioxidantes, neuroproliferativas, antitumorales, digestivas y antisépticas (e hipoglucemiante). Se emplea para conseguir un efecto sedante y ansiolítico.
  • Espino blanco: Árbol con propiedades cardiovasculares (de utilidad en isquemia, arritmias de origen nervioso, insuficiencia cardíaca congestiva). Rico en vitexina, con un efecto hipotensor y tonificador del corazón.
  • Vitamina B6: Cofactor esencial para ciertas enzimas que participan en la vía de obtención de distintos neurotransmisores, como la serotonina y el GABA. Su deficiencia también altera la secreción de dopamina, por lo que en situaciones de ansiedad es imprescindible asegurar sus niveles.
  • Vitamina B1: Conocida como Tiamina, es utilizada en el metabolismo de la glucosa y de los aminoácidos. Así mismo es cofactor de la enzima que rompe los aminoácidos, cuyo catabolismo (o destrucción) permiten la producción de colesteroly de neurotransmisores (GABA), por lo que también es interesante recurrir a ella en casos de excitabilidad y estrés.
 
Recuerda que su equilibrio emocional es un pilar básico para su salud global. En nuestra mano está ayudarlos a sentirse seguros y tranquilos en momentos complicados y enseñarlos a disfrutar al máximo de una vida de perros, en el sentido más literal.

Si tu amigo muestra algún comportamiento anómalo, acude a tu clínica veterinaria para buscar consejo porque, incluso en situaciones de difícil manejo, siempre hay herramientas disponibles para ayudarlos a ser más felices.

Descubre más acerca de Dr. Dingo Relax en www.drdingo.es.

Porque si él está bien, tú estás bien.

dingo natura Área Cliente