Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar tu visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies Más información Aceptar

Nutrición

01-02-2018

La alimentación del cachorro

La alimentación del cachorro

Los perros en su edad adulta muestran una gran diferencia de pesos, pudiéndose encontrar desde Chihuahuas de 1 kg hasta San Bernardos de 100 kg.


Esa diferencia de tamaños, cuando son cachorros, determina tanto su ritmo de crecimiento como la edad a la que alcanzan la madurez sexual y dejan de crecer (habrá cachorros que crezcan hasta los 8 meses y otros que sigan creciendo hasta los 24). Las curvas de crecimiento nos dan una idea de lo que ocurre en esta etapa.

El ritmo de crecimiento de cada cachorro exige, por tanto, una alimentación que cubra las necesidades energéticas y nutricionales específicas para su correcto desarrollo. Es por ello que un cachorro de raza grande o gigante (o un mestizo con padres grandes) puede necesitar un alimento diferente al de otros.

Cuidar la alimentación del cachorro es esencial para evitar problemas como el sobrepeso o las malformaciones, así como las degeneraciones óseas (es frecuente encontrar problemas en codos, hombros y caderas en perros que, durante su etapa de crecimiento, recibieron una incorrecta alimentación).
 
Si un cachorro ha llegado a tu vida, es importante tener en cuenta lo siguiente: 

  1. ¿Se ha destetado correctamente?
La alimentación sólida empieza a introducirse sobre la 4ª semana de vida (cada semana se irá introduciendo más cantidad de alimento, inicialmente humedecido en leche maternizada de cachorros o en agua mineral).  

Lo ideal sería que los cachorros hayan pasado dos meses lactando junto a su mamá para que el destete haya sido gradual.

Ese tiempo es clave para un adecuado desarrollo de su sistema digestivo, su sistema inmune y para su socialización. Si siguen mamando, y quieres empezar a hacer la transición a la alimentación sólida, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro Natura diet Starter (muy útil también para aquellos cachorros que, aunque ya no sean lactantes, todavía tienen cierta inmadurez del aparato digestivo y no terminan de tener un peso adecuado para su edad o unas deposiciones correctas). 

  1. ¿Le estás dando algún tipo de suplemento?
Si tu cachorro está comiendo un alimento de buena calidad, elaborado de forma responsable, con buenos ingredientes y cuidando su cocinado, no habría necesidad a priori de suplementar con nada. Los excesos de minerales, por ejemplo, provocan problemas de crecimiento. También surgen problemas si les aportamos una cantidad extra de ciertas vitaminas, a parte de lo que tomen en su alimento diario.
 
Si crees que tu perro necesita una suplementación, consulta a tu veterinario para valorar un cambio de dieta (o el complemento más adecuado para no desequilibrar su alimentación, como segunda opción). En el caso de querer ofrecer comida casera a tu cachorro, es importante que te supervise siempre un especialista para evitar deficiencias y desequilibrios nutricionales.

  1. ¿Le estás ofreciendo un alimento equilibrado específico para su edad?
Las necesidades de un perro en época de crecimiento difieren de las necesidades de un adulto (o de las de una hembra gestante/lactante; o las de un perro senior). Las recetas de adultos no son adecuadas para cachorros, ya que podrían necesitar ingerir más cantidad de alimento para cubrir sus requerimientos energéticos, y al comer más cantidad diaria, podrían estar incorporando un exceso de minerales, entre otros nutrientes.
 
También existe el riesgo de que, pese a tratarse de una receta acorde con su edad, no esté bien equilibrada. Por ejemplo, si el alimento que se le ofrece es muy rico en saborizantes muy grasos para mejorar la palatabilidad (y que el cachorro muestre un notable deseo de comer, lo que suele tranquilizar al dueño), puede llegar a tomar más de lo recomendado y hacerles tener sobrepeso (nefasto para las razas más grandes); o puede tener una concentración de calcio y fósforo inadecuada o un exceso de vitamina D, pudiendo derivar en problemas esqueléticos.

En Dingonatura nos encantan los cachorros y nos gusta ofrecerles lo mejor en cada momento, para que crezcan sanos y disfruten comiendo. Entendemos que en la variedad está el gusto y por eso hemos creado diferentes tipos de recetas y premios con los que ayudarlos en esta etapa. Tanto Dingo como Natura diet incluyen recetas completas para cachorros, que cubrirán sus necesidades específicas.

Si eres de los que te gusta preparar comida casera para tu cachorro, te ofrecemos una alternativa de recetas  a base de carnes y pescados frescos cocinados en su propio jugo, que te permitirán cuidarlo haya donde vayas.

Date una vuelta por nuestra sección de productos y consúltanos ante cualquier duda que te surja.

dingo natura Área Cliente