Salud

12-07-2019

El golpe de calor

El golpe de calor

¿Sabías que los perros y los gatos no sudan? ¿Sabías que en verano son muchos los animales que fallecen por un golpe de calor?  Y, lo que es peor, ¿Sabías que en la mayoría de los casos somos nosotros los responsables de su muerte?

¡En verano, más que nunca, el conocimiento es poder!

¿Por qué se produce el golpe de calor?
 
Tal y como te hemos comentado, los perros y los gatos no tienen nuestra capacidad de enfriar el cuerpo a través del sudor; únicamente transpiran un poco a través de las almohadillas plantares y la barriga, cosa que, a veces, no es suficiente para mantener la temperatura corporal correcta.
 
Su mecanismo para enfriarse cuando se ven sometidos a altas temperaturas es a través del jadeo o también llamado polipnea. Es decir, introduciendo aire fresco por la boca para enfriar el sistema circulatorio del cuello y pulmones y, poder así, bajar su temperatura corporal aprovechando el reparto de la sangre “refrescada” por todo el cuerpo.


Aunque los perros y los gatos tienen una temperatura corporal algo más elevada que nosotros (38-39 º C), en cuanto alcanzan los 42ºC su vida se pone en peligro inminente. Un aumento de la temperatura ambiental o un exceso de exposición al sol puede derivar en un fallo multiorgánico en cuestión de minutos.

¿Cuáles son los síntomas del golpe de calor?
 
Cuando un animal está sufriendo un golpe de calor los síntomas son muy claros y evidentes.

  1. Comienza a jadear, respirar excesivamente rápido o con nerviosismo.
  2. Pierde sus fuerzas, tanto que posiblemente sea incapaz incluso de moverse.
  3. Pueden aparecer temblores, falta de equilibro y espasmos.
  4. El color de sus encías se vuelve más “oscuro” tirando a azulado, debido a la mala oxigenación por el exceso de calor.
  5. Siente apatía extrema, con posibilidad de algún brote de agresividad y desmayo.
Si no actuamos con rapidez, puede acabar provocándole la muerte.
 

¿Cómo podemos evitar el golpe de calor?

  • Debemos evitar pasear con nuestro perro en los momentos más calurosos. Lo más adecuado es a primera y última hora del día. Si ves que no quiere pasear más, o empieza a jadear con intensidad durante el paseo, para durante un rato y aprovecha para darle agua. Si se repite, te recomendamos que dejes el paseo para otro momento de menos calor.
  • Renueva periódicamente el agua de bebida para que se la encuentre fresca, ya que en verano se calienta rápidamente.
  • Asegúrate de que no se queda solo en la terraza si no hay sombra suficiente y agua fresca a su disposición.
  • No lo dejes solo en el coche y recuerda que no solamente el verano es peligroso. Durante el invierno, el coche aparcado también puede alcanzar una temperatura crítica para él.
  • Si viajas en coche y el viaje es largo haz paradas para que ande, se oxigene y beba agua.
  • Existen numerosos complementos para poder refrescar la zona del cuerpo o cuello. Una bandana mojada, incluso después de haberla metido un rato en el congelador, puede ser una buena solución para un paseo tranquilo.
En el caso de los perros, además de prevenir el golpe de calor, recuerda que debemos proteger también sus almohadillas plantares, sobre todo si el paseo va a ser largo, ya que en verano, el calor del suelo y del asfalto las puede llegar a quemar. Hay productos muy útiles para esto.

En el caso de los gatos, ellos tienen una relación amor-odio con el agua y debemos asegurarnos de que en épocas de calor se hidraten correctamente. Una excelente manera es ofreciéndoles alimentación húmeda una o dos veces al día alimentación húmeda.
 
¿Cómo actuar ante un golpe de calor?

  1. Para bajarle la temperatura en caso de que veas que se sofoca, ofrécele agua y ve mojándolo poco a poco, sobre todo por la zona del cuello y las axilas.
  2. Si empieza con signos más graves, como un jadeo intenso, exceso de salivación, mucosas azules, falta de coordinación o convulsiones, acude rápidamente al veterinario.
  3. En caso de haber tenido un inicio de golpe de calor que has conseguido controlar, debes acudir al veterinario para que valore que no ha habido ninguna afectación interna por exceso de temperatura.

¿Cuáles son los animales más propensos a sufrir el golpe de calor?
 
Los consejos de prevención anteriores sirven para todos, pero hay factores que predisponen a unos más que a otros.

  • Animales ancianos o cachorros tienen un sistema de termorregulación menos efectivo y, por tanto, son más propensos a sufrir hipertermia.
  • Animales enfermos: si el organismo esta debilitado por alguna razón, su capacidad de respuesta frente a un aumento de la temperatura ambiental es menor.
  • Razas braquicéfalas o de hocico chato: este tipo de razas (como Bulldog Francés o Persa) tienen las vías respiratorias acortadas y, por tanto, menor capacidad de ventilación.
  • Razas de color negro o manto oscuro, por la mayor absorción del calor que tienen estos colores.
  • Animales obesos: son más propensos a sufrir un fallo multisistémico a consecuencia de las altas temperaturas.

dingo natura Área Cliente