Salud

06-04-2021

¿Cómo ayudar a mi perro con dolor articular?

¿Cómo ayudar a mi perro con dolor articular?

La osteoartritis es la primera causa de dolor crónico en perros. ¿Quieres estar preparado antes de que aparezca?. Compartimos contigo unas pistas que te permitirán estar atento y a ayudarlos en caso de que aparezca.

 

La estadística es aplastante: 1 de cada 5 perros está afectado de osteoartritis. Este proceso se ha convertido en la tercera causa de enfermedad en perros mayores de 10 años. Y el principal problema al que nos enfrentamos, hoy por hoy, es que no tiene cura.¿Esto que implica?, que debemos de estar informados sobre los factores de riesgo, así como de los síntomas asociados, para poder tratarla lo antes posible y evitar que afecte más de lo debido a la articulación, limitando la calidad de vida de nuestros perros y sometiéndolos a un dolor constante diario.  

Vamos a darte las claves de esta enfermedad tan frecuente:

¿Qué es?

La osteoartritis es una enfermedad que afecta a las articulaciones y se caracteriza por ser degenerativa, crónica y progresiva (es decir, no se puede revertir).
Cursa con la inflamación del cartílago articular, el cual reviste las articulaciones para reducir la fricción entre los huesos y amortiguar el movimiento.
El cartílago articular tiene la peculiaridad de no presentar irrigación o inervación, de manera que se nutre gracias al líquido sinovial y cualquier lesión inicial que ocurra ahí es asintomática. De hecho, por su función de amortiguador de impactos, sufre frecuentemente pequeñas lesiones. Éstas inician una cadena de sucesos que provoca la degradación de ese tejido, pero en situaciones normales, el cartílago es capaz de regenerarse a un ritmo que ayuda a mantener su funcionalidad inalterada (salvo en edades avanzadas).
Cuando la tasa de degradación del cartílago es superior a la tasa de reparación es cuando se desequilibra la balanza y la articulación entra en un proceso degenerativo ya que no le da tiempo a regenerarse.

¿Cuáles son sus síntomas?:

  • Dolor
  • Cojeras
  • Disminución de la movilidad (nuestros animales ya no suben al maletero del coche o al sofá con rapidez, prefieren no bajar o subir escaleras, ya no arranca a correr de repente ante algo que les guste…)
¿Existen factores de riesgo?

Sí, de hecho, numerosos factores se han asociado a la osteoartritis a lo largo de los años:

 

  • Tamaño y raza: Por ejemplo, el Pastor Alemán tiene un mayor riesgo, junto con el Rottweiler (seguidos de los Labradores, Golden y Shetland)
  • Sobrepeso
  • Diabetes
  • Tratamientos prolongados con esteroides
  • Hiperlaxitud articular: Es decir, que la articulación tenga excesiva facilidad de movimiento (lo que propicia que encaje inadecuadamente y sufra fricciones excesivas)
Por tanto, las causas de la osteoartritis son:

  • Primarias:
    • Animales mayores
  • Secundarias:
    • Trauma, luxación, fractura en la articulación
    • Rotura de ligamentos
    • Incongruencia e inestabilidad articular
    • Osteocondritis
    • Displasia 

¿Existe algún tratamiento?

En la actualidad no tenemos herramientas terapéuticas para regenerar el tejido articular y revertir este proceso. De ahí la importancia de cuidar de ese tejido diariamente como medida de prevención.

Pese a no disponer de la cura, podemos ayudar a que nuestro perro sienta menos dolor, recupere movilidad y su proceso degenerativo sea más lento.

El tratamiento de la osteoartritis es multimodal. ¿Esto qué significa?, pues que los mejores resultados se obtienen combinando diferentes terapias: fármacos, rehabilitación, láser, acupuntura, manejo dietético, suplementación natural…

¿Cuándo puede ser recomendable suplementar?

Puede ser interesante aportar ciertos nutrientes e ingredientes funcionales a perros:
  • Con una patología articular, dolor y/o cojera
  • Mayores de 10 años
  • Adultos de razas predisponentes (nunca cachorros sanos)
Esta suplementación siempre debe ser supervisada por un profesional veterinario y valorada seriamente en caso de diabéticos, sobrepeso y otros perros con factores predisponentes, ya que todos ellos pueden beneficiarse de un suplemento diario de calidad (si el perro está en medicación crónica, conviene analizar las posibles interacciones farmacológicas).

Ciertos ingredientes funcionales han demostrado científicamente efectos muy beneficios para los problemas articulares:

  • Mejillón de labios verdes: Originario de Nueva Zelanda. Rico en omega 3 y con efecto antiinflamatorio.
  • Extracto de Curcuma longa: Planta de la India. La curcumina es el principal principio activo y se obtiene de los rizomas de la planta. Tiene efecto antiinflamatorio, antitumoral, antioxidante y condroprotector.
  • Extracto de Boswellia serrata: Árbol de la India. Con efecto antiinflamatorio, antiartrítico, condroprotector y analgésico.
  • Extracto de pimienta negra: Planta originaria de India. La piperina es el principal principio activo, presente en frutos y semilla. Se sabe que aumenta la biodisponibilidad de otros nutrientes (como la curcumina) y es antiinflamatoria, analgésica y condroprotectora.
  • Membrana de huevo: Reviste parte interna del huevo y es fuente natural de elementos claves para el cartílago (colágeno, GAGs, moléculas que favorecen elasticidad y factores de crecimiento).
  • Vitamina D: Regula niveles de calcio y fósforo. Su déficit puede causar problemas esqueléticos, así como mayor sensibilidad al dolor. Tiene, por tanto, un efecto analgésico e inmunomodulador. 
  • Vitamina E: Potente antioxidante. Ayuda a frenar el daño tisular derivado del stress oxidativo. Además, su suplementación es necesaria cuando se ingieren complementos con omega 3 (evita su oxidación lipídica y por tanto la formación de sustancias indeseables que pueden afectar la salud).
  • Vitamina C: Los gatos y perros la sintetizan a partir de glucosa en diferentes órganos, por lo que no es esencial (a diferencia de los humanos). Ayuda en la creación de colágeno y es un potente antioxidante (también regenera la vit. E para que recupere su capacidad antioxidante). Tener presente que un exceso de vitamina C puede ser contraproducente en animales con tendencia a formar cristales urinarios de oxalato cálcico, por lo que su suplementación siempre ha de ser valorada.

     

En Dingonatura optamos por desarrollar, junto a la empresa farmacéutica Uriach un suplemento natural basado en la evidencia científica. Articular-Dol está especialmente indicado para procesos inflamatorios y dolorosos y, gracias a su composición a base de plantas y extractos naturales, contribuye al confort articular:

  • Mejorando flexibilidad
  • Favoreciendo la movilidad
  • Fortalecimiento de articulaciones
Y recuerda, la detección precoz de la osteoartritis es vital para el mejor pronóstico y la calidad de vida de nuestros animales de compañía.

dingo natura Área Cliente